Absolución de todos los acusados ​​de la supuesta «estafa de biogás»

Absolución de todos los acusados ​​de la supuesta «estafa de biogás»

Tras dos embargos (anulados por el tribunal de revisión y el Tribunal Supremo) de la planta de producción de electricidad de biomasa de la empresa Cinigiano Agri Power Plus en Cinigiano y una compleja investigación judicial, que contrató al tribunal para veintiuna audiencias, hoy llegó la absolución para todos los acusados de la supuesta «estafa del biogás» con la fórmula «el hecho no existe».

El primer ministro dr. Salvatore Ferraro había solicitado, en relación con la acusación de fraude agravado por la consecución de fondos públicos (artículos 640 y 640bis del Código Penal), la pena de 1 año y 6 meses para Andrea Salzillo, gerente de obra y gerente de planta; Giovanni Di Meo, director ejecutivo de septiembre de 2012 a marzo de 2014 y, posteriormente, miembro del consejo de administración; Nicolò Marzano, presidente del consejo de administración desde marzo de 2014; Antonio Pinto y Biagio Vallefuoco, miembros de la junta directiva de Renewex y codirectores de facto de Cinigiano (todos defendidos por el abogado Alessandro Antichi); Marzio Scheggi (defendido por los abogados Fabio Tavarelli y Giada Isidori) presidente de la empresa hasta octubre de 2013; Alessandro Metz, miembro de la junta directiva de Cinigiano (defendido por el abogado Franco Ciullini). Solicitud de mayor condena (1 año y 8 meses) por dos precedentes de Giancarlo Batignani (defendido por el abogado Stefano Del Corto del Juzgado de Siena), redactor del informe técnico relativo al Plan de Mejora Agrícola.

Según la acusación, Cinigiano Agri Power Plus habría recibido indebidamente incentivos económicos públicos para apoyar la producción de energía renovable ya que se habría beneficiado de un mecanismo más rentable gracias a las atestaciones falsas sobre la entrada en funcionamiento de la planta antes del 31.12.2012 , aprovechando la falta de controles y la ausencia de comunicaciones entre el Responsable de Servicios Energéticos (parte civil en proceso con reclamación de indemnización superior a dos millones y medio de euros) y el resto de órganos competentes, en particular la provincia de Grosseto.

La fiscalía alegó que, de hecho, la planta no podía funcionar (una «activación falsa», como la definió el primer ministro en la acusación) y que, una vez en pleno funcionamiento, no podría funcionar únicamente con biomasa producida por la explotación. , ni siquiera en la medida más limitada del 49% prevista por el plan de coordinación territorial de la provincia de Grosseto.

Sin embargo, el fiscal había pedido no proceder con la extinción por prescripción del segundo cargo (Salzillo, Di Meo, Marzano), es decir, por vertidos sin autorización de aguas residuales.

En cambio, las defensas evidenciaron que la planta entró en operación el 27 de diciembre de 2012 (dentro del plazo fijado por el Decreto Ministerial 18.12.2008) ya que en esa fecha se llevó a cabo la primera operación de la planta en paralelo con el sistema eléctrico, mientras que la entrada en operación comercial. La operación (con el uso de incentivos) se había realizado regularmente el 8.5.2013 después del período de puesta en marcha y de prueba previsto.

Además, las defensas, con el aporte técnico de sus consultores y en particular del Dr. Domenico Saraceno por la parte agronómica, han demostrado que la finca era perfectamente capaz de producir las cantidades de biomasa necesarias para la correcta alimentación de la planta y que por tanto no era configurable ninguna estafa.

Después de la discusión, el juez único dott. Andrea Stramenga pronunció en la audiencia de hoy sentencia absolutoria porque el hecho no existe para todos los imputados en relación al ítem A (fraude agravado) y prescripción para el ítem B (despido no autorizado).

La empresa, culpable por el hecho de sus directores de conformidad con l. 231/2001 sobre responsabilidad administrativa por infracciones, defendida por el abogado Giovanni Niccolò Antichi, fue absuelto de todos los cargos.

Como consecuencia de la sentencia absolutoria, el tribunal no se pronunció sobre la demanda de daños y perjuicios formulada por la parte civil, Gerente de Servicios Energéticos, defendida por el abogado. Alessia Liistro del Foro de Roma.

El plazo de presentación de la motivación se fija en 90 días.

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-size: initial;background-position: top center;background-attachment: initial;background-repeat: initial;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 650px;}